Seleccionar página
Liderazgo consciente: Características y habilidades

Liderazgo consciente: Características y habilidades

 

Para entender y analizar el liderazgo consciente empecé por cuestionarme algunos puntos importantes de mi vida profesional ¿Me considero líder?, ¿Soy una profesional que ejerce liderazgo?

Tiempo atrás consideraba que para poder identificarme como una jefe dentro de un equipo de trabajo requería mostrar claramente muchísimas competencias que sean vinculadas con un puesto de jefatura. Así también, que para llamarme una mujer líder debía manejar y mostrar ciertas habilidades entre mis familiares y mis amistades.

¿Qué opinas sobre ello?

Bueno, en estos momentos la percepción que tengo sobre el liderazgo y su relación con la jefatura en las organizaciones, y el cómo es ser una mujer que lidera en su vida, ha variado. Quiero mostrarte mi mirada con el interés de abrir espacios de reflexión y cuestionamiento para generar siempre búsqueda de nuevas ideas y mejoras dentro de nuestros distintos entornos en los que somos parte, bajo los diversos roles que cumplimos.

Dicho ello, me siento convencida que la habilidad de liderar conscientemente mi vida personal y profesional no necesita estar condicionada a que ese liderazgo me dará un ascenso o un reconocimiento o un regalo. El liderazgo a adquirir, juzgo que parte de la decisión personal de querer primero desarrollarla para beneficio de mi misma; para sentirme contenta, orgullosa y en paz sobre la manera en la que manejo las interacciones y conversaciones que sostengo con las otras personas. Esto implica que, aunque no esté postulando para un ascenso o un puesto determinado dentro de mi organización, necesito, si así lo quiero, tener el interés de conocer y poner en práctica todas aquellas habilidades que me permitan describirme con la competencia de liderar. En el camino, aquello que muestre sobre mí misma me dará seguramente el resultado de, entre otros, liderar en un cargo dentro de mi lugar de trabajo.

Entonces, si yo soy responsable y me hago cargo de mis acciones, pensamientos, emociones, así como de aquello en lo que no quiero ser parte, la única persona que tiene el poder y el derecho de controlar mis decisiones soy yo misma. De ser así, me surge el interés de conocer cuáles son aquellas competencias que me permitirán hablar de un liderazgo personal y aquí le quiero agregar la característica de liderazgo consciente.

 

Características del liderazgo consciente

Liderazgo consciente caracteristicas

¿Liderazgo consciente? Sí, creo que la palabra consciencia requiere estar presente en mí pues posee un poder a veces ignorado o pasado por alto.

La Real Academia Española describe de 3 maneras la palabra Consciencia:

  1. f. Capacidad del ser humano de reconocer la realidad circundante y de relacionarse con ella.
  2. f. Conocimiento inmediato o espontáneo que el sujeto tiene de sí mismo, de sus actos y reflexiones.
  3. f. Conocimiento reflexivo de las cosas.

Al leer dicha definición, lo que puedo contarte sobre el ser consciente o tomar consciencia sobre la mujer que venía siendo y los comportamientos que mostraba es que me permitió reconocer que no había estado viviendo de la manera que deseaba o imaginaba en mi mente y que, al mismo tiempo, consideraba que tenía el derecho y libertad de ser quien quisiera, pero sin saber por dónde empezar o sin creer que podía ser capaz de lograrlo.

El llegar a ese punto de reflexión y tomar la iniciativa de generarme un cambio fue un trabajo de, primero, un año. Puede parecer eterno e inexplicable cómo podía tomarme tanto tiempo alcanzar esas ideas tan claras y decididas. Pues, para mí lo fue y ello explica lo desconectada, perdida e inconsciente que me encontraba de mi misma, de mis habilidades y competencias que dudaba inclusive que las tuviera.

Una vez hecha esa afirmación, en ese primer año, los espacios de toma de consciencia sobre mí se volvieron constantes, permanentes y hoy, 10 años después de ese transformador año, reconozco que el ser consciente de la persona que vengo siendo es un espacio que no va a desaparecer ni quiero que así sea. Esa palabra es muy potente para mí, tanto en mis espacios profesionales como coach ontológico y de negocios como en los personales, cuando me veo en mis roles de hija, madre, pareja, amiga, mujer.

 

Habilidades del liderazgo consciente

Liderazgo consciente habilidades

La consciencia sobre mí me mostró también la existencia de ciertas habilidades que podrían brindarme mayor claridad y que el estudiarlas no resulta suficiente para entenderlas y lograr éxito en su ejecución. Conocer y aprender dichas habilidades de liderazgo consciente de la mano de Fred Kofman, mi maestro y jefe, me marcó un antes y un después de lo inconsciente y desconectada que estaba de mi manera de actuar y mostrarme en el mundo. Desde entonces, sigo poniendo en práctica dichas habilidades y enseñándolas a mis alumnos, tanto del Perú como del extranjero. Ello me da una satisfacción tremenda, pues sé que tengo el trabajo de generar los espacios de transmitir y generar consciencia y que, al enseñarlos, me los recuerdo todo el tiempo.

Por ello, un gran gracias.

Y, cuáles son dichas habilidades de las que hablo, son las que te menciono a continuación y sobre las cuales con tranquilidad puedo y, de hecho, lo haré, redactar artículos para continuar esta labor de ser, según como lo veo, mensajera de una premisa: “Tomar consciencia”.

Te invito las leas, busques su definición y te generes mayor cantidad de momentos en los cuales te puedas preguntar si aplicas las mismas en todas tus interacciones con otros como contigo misma/o:

1° La Responsabilidad Incondicional.

2° La Integridad esencial.

3° La Humildad Ontológica.

4° La Comunicación Auténtica.

5° La Negociación Constructiva.

6° La Coordinación Impecable.

7° La Maestría Emocional.

Quiero que sepas que la invitación que hago, de tomar el liderazgo consciente que ejerces, no lo tomes como una meta a la que se llega, un punto de llegada y ahí acaba. Quiero que la veas como un viaje, un viaje constante, un viaje sin retorno y sin fin. Ahí, en el viaje, es donde ocurre la magia.

Y te comento ello, pues éstas 7 habilidades del liderazgo consciente no se interiorizan de la noche a la mañana. Puedes comprender de qué se tratan con tan sólo leerlas y pues mi intención no es sólo darte a conocer los términos, sino que “hagas carne” de todo lo que engloba hablar, por ejemplo, de una coordinación impecable cuando de entregar a tu jefe un Informe final se refiere. Hay elementos, características, creencias, intención y voluntad en dichas habilidades; y para tomar consciencia de todas ellas se requiere ponerlas en práctica. Por ello te dejo con su enunciado, para que a partir de la lectura de este artículo te generes tus primeros espacios de toma de consciencia sobre el/la líder que vienes siendo y, tal vez, te hagas la misma pregunta con la cual empecé este articulo: ¿Soy una profesional que ejerce liderazgo?

Finalmente, como dije líneas arriba, enseñar dichas habilidades en la Certificación Internacional de Coaching con Fundamentos en Psicología en Happy Management® Institute me evidencia, gracias al feedback que recibo de mis alumnos, que los espacios de toma de consciencia sobre quiénes son y qué quieren para sus vidas es un trabajo constante.

Rosina S. Bosleman Paoli
Minibio:
Se desempeña como Coach Ontológica Integral y como Coach de Negocios a Consciencia en la práctica de coaching, así como docente y facilitadora para el desarrollo. Master Coach en Happy Management® Institute y en la Certificación Internacional de Coaching con Fundamentos en Psicología.

El Coaching Profesional como herramienta de crecimiento

El Coaching Profesional como herramienta de crecimiento

Hace más de un año la pandemia me tomó por sorpresa. Nadie pudo prever la situación en la que nos encontraríamos a lo largo del año 2020 ni en los cambios que en muchos aspectos actualmente nos encontramos y como afectarían ello al coaching profesional.

En tanto toda esta situación sigue su propio curso, se sostiene en paralelo mi andar, el andar de los coaches profesionales que trabajamos de manera independiente para las organizaciones, así como también los procesos de crecimiento, aprendizaje y transformación personal de nuestros clientes o coachees.

En este andar, he aprendido a recordarme y encontrarme agradecida por aquello que me ha permitido sostenerme a flote, que ha sido y viene siendo la misma herramienta que es contenido en cursos y certificaciones que enseño y en el trabajo que realizo: la disciplina del coaching.

“La mejor forma de predecir tu futuro es crearlo”. – Abraham Lincoln

Como coach profesional me es importante continuar al servicio de nuestra comunidad, seguir llevando a cabo este trabajo en servicio que me apasiona tanto y me lleva a idear formas y estrategias para que mis clientes se lleven las mejores experiencias dentro de sus procesos de aprendizaje.
A lo largo de este último año, he recibido comentarios como: “es mejor esperar que pase”, que requerimos esperar para reencontrarnos con ese contacto directo, cercano y propio en el que se desenvuelve un coach. Frente a aquella idea, denme el permiso para decirle no. No podemos esperar. Nuestros clientes no pueden esperar, cuando el alma pide buscar y encontrar paz interna, ese pedido no puede ser dejado de lado.

Pues bien, si no hay excusa para no continuar laborando, mi mirada interior me dice que debo confrontar algunas ideas del coaching, traer a mi mente que así como en su momento apareció esta disciplina para mostrarse como una nueva y potente herramienta de transformación para conocer y aceptar que la vida avanza, ver también que dentro de ese desarrollo aparece la tecnología, el internet, la inteligencia artificial; es decir, la ya conocida Revolución 4.0 y, así entonces, mi trabajo profesional va a ir experimentando cambios de los que no podré verme ajena. Aceptando ello, reconozco que necesito al internet como mi aliada para ahora incorporarla como una de mis herramientas a emplear en mis sesiones de coaching profesional individual, de equipos en las organizaciones, de grupos para el público abierto así como en la Formación Internacional de Coaching con Fundamentos en Psicología en la cual enseño.

En ese nuevo escenario, no tiene, sostengo yo, por que el coaching perder su esencia. El arte del coaching profesional ocurre en un contexto bien particular. Exhorta una sensación de confianza sostenida y la estable convicción que el coach que está al servicio posee capacidades de observación poderosas. En ese sentido, tanto la confianza como la observación puesta al servicio del coachee o cliente, van a permitir en este, la expansión de su SER logrando obtener una experiencia humana que le lleve a aprender algo. Aprender lo que solo o sola no está consiguiendo. Y todo ello es llevado a cabo de la mano del coach y su coachee, mas no de la máquina.

¿Puede la virtualización de las sesiones individuales de coaching y de la formación como coach profesional interrumpir esa expansión?

 

Sobre ambos aspectos, confianza y observación, presentes ya en el coach profesional, como muchas otras habilidades, y que han ido madurando y puliendo a través de los años de ejercicio profesional, podemos afirmar acaso con evidencia o sustento que se vayan a diluir o fallar durante una sesión de coaching virtual o durante una clase de formación. Les planteo una afirmación: Yo no lo creo así. Por el contrario, juzgo que aquella energía y amor que nos mueve a los coaches profesionales a poner lo mejor de nosotros al acompañamiento del viaje de aprendizaje del que venimos hablando, harán que nuestras competencias se muestren y que el lugar desde donde se necesita hacer coaching, aparezcan.

En este orden de ideas, hago una breve mención de esos lugares desde donde se hace coaching:

    • La Irreverencia Gentil: Nuestra capacidad para decirle al otro aquello que necesita escuchar, independientemente de lo que se deba o no decir; ello para apoyarle a desafiar sus propias creencias y     traspasar la construcción que se ha creado de la historia que le tiene atrapado(a).
    • La Liviandad: Nuestra capacidad para mostrar al coachee la poca gravedad o poco peso que puede     tener algún quiebre y poder así lograr que aquél se haga cargo de éste. Nos lleva a reírnos suavemente  de nosotros mismos.
    • La Intuición: Nuestra capacidad reflejada como un tipo de sabiduría del que no sabemos de dónde   viene y que se muestra como una vía para chequear si el quiebre del coachee va por donde intuimos que va.
    • La Pasión: Nuestra capacidad de reunir las garras, la fuerza o esa cierta energía que requerimos como   coaches para impulsar la transformación de otros. No me refiero con la intención de apurar al coachee   sino para que la vitalidad de aquél o aquella vuelva a recobrar presencia.
    • La Capacidad de Servicio: nuestra capacidad como coaches para acompañar al otro tan humano como nosotros, desde la compasión y el amor incondicional, sin la postura o ilusión de que podemos saber más, que somos superiores o que lo hacemos mejor.
    • La Paciencia: nuestra capacidad de comprender y aceptar que cada coachee tiene el ritmo que tiene, ninguno mejor que otro, siendo relevante para nosotros saber escuchar ese ritmo dentro del arte del  coaching profesional.
    • La presencia de coach: es nuestra herramienta más poderosa, siendo esencial para decir lo que vamos a decir, permitiéndonos generar conexión con el coachee, apropiarnos del espacio y diciendo lo que dentro de nuestra conexión surja.

Desde mi mirada, la presencia de estas se muestra como una primera certeza de que la virtualización de nuestro trabajo cumplirá con la oferta que se le haga al coachee, con acompañar desde nuestro amor de servicio a quién lo necesita, con lograr esa conexión y cercanía que generan la apertura del coachee para con su coach. Tanto persona como empresa podrán a través de la experiencia, reconocer que el medio empleado no disminuye o altera las capacidades del coach, de su coach.

Sumado a ello, tengamos en cuenta que según Price Waterhouse Cooper el coaching profesional logra en las empresas los siguientes beneficios:

    • Mejora de hasta un 70% en el rendimiento laboral.
    • Mejora de hasta un 61% en la gestión empresarial.
    • Mejora de hasta un 57% en la gestión del tiempo.
    • Mejora de hasta un 51% en la eficacia del equipo.
    • Mejora en la auto confianza de hasta un 80%
    • Mejora las relaciones, hasta un 73%
    • Mejora las habilidades de comunicación en un 72%
    • Mejora en el balance vida/trabajo de hasta un 67%
Fuente: Estudio de cliente ICF Global de Coaching llevado a cabo por PricewaterhouseCoopers.(2020)
https://coachingfederation.org/research/global-coaching-study

 

Coaching con fundamentos en psicología

Finalmente, puedo permitirme señalar que, en una época de muchos cambios, traer de las sombras a nuestras luces la resiliencia, la adaptabilidad, la aceptación, me va y nos va a permitir experimentar otras formas de trabajo, otras maneras de alcanzar nuestros proyectos, sueños, otras maneras de danzar y cocrear en comunidad.

En Happy Management Institute te invitamos a crecer y certificarte internacionalmente con nosotros en Coaching con fundamentos en psicología. ¡Contáctanos aquí!

Rosina S. Bosleman Paoli

Minibio:
Se desempeña como Coach Ontológica Integral y como Coach de Negocios a Consciencia en la práctica de coaching, así como docente y facilitadora para el desarrollo. Master Coach en Happy Management® Institute y en la Certificación Internacional de Coaching con Fundamentos en Psicología.

Estrés en el Perú: Combatir el estrés en las empresas

Estrés en el Perú: Combatir el estrés en las empresas

Sabemos que el 2020 ha sido un año difícil para todos los países del mundo, por ello compartimos un análisis que nos ayudará a comprender cuánto se ha visto afectado el Perú y cómo podemos combatir el estrés en las empresas.

Según el índice de experiencia positiva y negativa 2020 publicado por Gallup, Perú se encuentra en el tercer puesto después de Irak y Líbano, liderando con ello la lista de países con mayor índice de experiencias negativas.

 

Experiencias negativas 2021

 Fuente: www.gallup.com

¿Qué son las experiencias negativas?

Nuestra vida es una continua sucesión de experiencias que vivimos, compartimos y sentimos, independientemente de que estas sean positivas o negativas.
Como todo, las experiencias negativas son las que nos marcarán más. Pues nuestro estado natural, en el que somos más felices, es cuando todo va bien.

Sin embargo, también debemos tener en cuenta que las experiencias negativas son necesarias en nuestra vida, ya que nos pueden ayudar a encaminarnos, nos enseñan a tomar mejores elecciones y a saber discernir lo que queremos de lo que no queremos. El problema está cuando dejamos que estas experiencias controlen nuestra vida y conlleven a emociones y situaciones de estrés, es por ello la importancia de su seguimiento.

¿Qué se consideró para esta evaluación?

Se la encuesta de Gallup se consideraron cuatro indicadores que contribuyen con el aumento global de las emociones negativas que conllevan al estrés:

    • Aumento de hambre global
    • Falta de libertad
    • Aumento de la corrupción
    • Desigualdad de ingresos

Teniendo en cuenta la situación del país estos dos últimos años en el ámbito de salud, política y social, entendemos fácilmente que la situación de estrés en el Perú se haya visto afectada negativamente por estos cuatro indicadores.
Y es que el 2020 pasará a la historia como uno de los años más tristes, estresantes, furiosos y preocupantes para todos.

Sin embargo, no todo es color gris, ya que el índice de experiencias negativas mundialmente ha venido descendiendo en los últimos diez años, teniendo en cuenta que los últimos años previos al 2020 la situación no estuvo muy mal, por lo cual el incremento de este índice para el 2020 sólo pasó de 31% al 32%.

Regresando al tema específico del Perú, la situación puntual de la experiencia de estrés comparando el 2020 con el 2021 tuvo un incremento del 66%, llegando por primera vez a este ranking preocupante junto con otras 21 ciudades a nivel mundial.

A continuación, podemos observar las ciudades con mayor índice de emociones negativas en el año.

Ciudades con emociones negativas 2021

Fuente: www.gallup.com

Pero, ¿Cómo hablar de felicidad y combatir el estrés?

Los índices de experiencia positiva de Gallup nos sugieren que muchas personas se mantuvieron resilientes durante los días más oscuros del planeta. Y centrándonos en cómo ello impacta en los trabajadores de las empresas del Perú es sumamente importante saber qué entendemos por experiencias positivas y centrándonos en ellas crear una estrategia para empezar a trabajar una experiencia de trabajo en tu empresa.

Para ello te sugerimos como líder, practica realizar estas preguntas:

¿Te sentiste bien descansando ayer?
¿Fuiste tratado con respeto durante todo el día de ayer?
¿Sonreíste o reíste mucho ayer?
¿Aprendiste o hiciste algo interesante ayer? Nuevamente, vemos la incidencia de la importancia de gestión emocional cuando seguimos preguntando:
¿Experimentaste los siguientes sentimientos durante gran parte del día de ayer? ¿Qué tal el disfrute?

    • ¿Te sentiste descansado?
    • ¿Experimentaste placer alguno?
    • ¿Sonreíste o reíste mucho?
    • ¿Te sentiste tratado con respeto?

Imagina iniciar una reunión virtual con tu equipo de trabajo y hacer al menos una de estas preguntas.

Y es que hablar de felicidad seriamente no se trata de “hacer felices” a nuestros colaboradores, sino de recrear espacios de seguridad psicológica y empatía necesarios para combatir el estrés y que ellos puedan expresar sus emociones, además de que como líderes puedas aprender a gestionarlas. Como consecuencia, crear ambientes óptimos donde se puedan sentir libres y seguros para dar lo mejor de sí todos los días.

En Happy Management® Institute te invitamos a cocrear juntos un programa de salud mental que incluya la gestión del estrés de tu organización, un traje a medida pensado en empoderar a los líderes y equipos con base a encontrar el balance vida trabajo que todos buscamos.

Conoce además nuestra Certificación internacional en Coaching con fundamentos en psicología única en Hispanoamérica.
Certifícate con nosotros y forma parte de nuestra comunidad de aprendizaje que promueve y comparte la ciencia del bienestar integral en las organizaciones.
Ofrecemos programas educativos y certificaciones validadas con expertos locales e internacionales, con modalidad online y/o presenciales. ¡Contáctanos aquí!

Mientras tanto…

Mientras tanto…

Claudia Roffé

Happy Mangement®️ Master  /  Coach Ejecutiva / PNL Trainer con Postgrados en Bioneuroemoción®️

Hace 3 días me levanté con la palabra “Pausa” revoloteando en la cabeza. La Real Academia Española la define como breve interrupción del movimiento, acción o ejercicio.

Pero eso no es lo que quería compartir, porque esta “Pausa” que seguía revoloteando, no definía eso que estaba viviendo. Fue así, como ayer mágicamente hablando con Sarita, una amiga, me regaló una muy buena aproximación, ella hablaba de “Mientras tanto”.

Obviamente, volví al diccionario por las dudas: Mientras tanto (locución adverbial) durante el tiempo que…

Entonces me dije: esto que estamos viviendo no es cualquier pausa, más bien es o quiero elegir que sea un “Mientras tanto”.

¡Ahora sí! Me convencí. Sarita me había regalado eso que quería gritarle al mundo, bueno está bien sin exagerar, eso que quería escribir para el que quiera leerme.

Estamos en un mientas tanto y fue entonces que se me ocurrió a manera de ejercicio, completar la frase:

No hay texto alternativo para esta imagen

Mientras tanto dure esta cuarentena voy a…

 Como completar los puntos suspensivos pareciera que está siendo: “hacer eso que realmente me importa, que quería, que estaba postergando, que me había olvidado, que no sabía me hacía tan bien, etc”.

¿Qué es exactamente? No lo sé, tampoco es que la tenga tan clara, sin embargo lo que te aseguro es que tengo el tiempo suficiente para descubrirlo, y sé que muchos de ustedes (si quisieran) también.

Te lo digo porque me encuentro con publicaciones, posts, frases, diálogos como: Mientras tanto… he podido terminar de leer el libro que tenía postergado, he podido crear un proyecto nuevo, he podido llamar a mi papá todos los días y hacer videollamada con mis primos que están en diferentes lugares del mundo, me reuní (virtualmente) con un grupo de amigas que no veo hace 4 años (¡ahí estaba Sarita!), almuerzo todos los días con mi marido y mis hij@s, le cociné a mi familia ese clásico que tanto les gusta, hice la tarea con ell@s, estamos jugando en mi hogar todos los días, miramos un película juntos, volví a escribir… ¿Sigo?

Lo dejo acá, sólo son algunos ejemplos para que vos completes con todo eso que mientras tanto hiciste en estos días…

Obviamente que no todo es color de rosa, la pandemia con “coronita” trajo caos, complejidad, incertidumbre y aparecen emociones como el miedo, pánico, fobia, espanto, vulnerabilidad, sobresalto, enojo, ira, indignación, impotencia, furia, frialdad, resentimiento, fastidio, malhumor, tristeza, decepción, aburrimiento, sufrimiento, dolor, duelo, desilusión, amargura, soledad, nostalgia…

Cuanto hace que no te permitías mirar y descubrir eso que estabas sintiendo y ponerle el nombre preciso para poder profundizar y gestionarlo de la manera más funcional posible.

 ¿De qué te estás dando cuenta mientras tanto?

(Aquí si… has una pausa y piensa tu respuesta)     

 Y entonces te darás cuenta que al rato o al día siguiente… de repente algo más pasa, alguien habla, surgen ideas, lees algo y en medio del aislamiento conectas nuevamente con lo finito de este tiempo, dándole permiso a la confusión, el desconcierto y la rareza que vienen acompañadas de la sorpresa, la extrañeza y el asombro; comienzas a respirar, meditar, cocinar algo rico, jugar, a trabajar diferente, estudiar de otra manera, y mientras tanto… aparece algo de satisfacción, relajación, comienzas a entender mejor esto del mindfulness, vuelves a saborear una comida, un buen vino, aparece la armonía, el equilibrio, bienestar, gozo, dicha… y aparece el “estado Flow” donde disfrutamos porque logramos mezclar sabiamente las dificultades con nuestras habilidades, que tan bien lo transmite el amigo y psicólogo Mihály Csíkszentmihályi (te lo recomiendo mientras tanto 😉).

Por eso he decidido mientras tanto escribirte y nombrar muchas emociones, porque desde que trabajo con ellas me doy cuenta de que el Dr. Rafael Bisquerra tiene razón cuando nos dice que nos falta lenguaje emocional.

Muchas veces no sabemos definir eso que nos pasa y qué mejor aprovechar este mientras tanto para darnos esa atención que nos merecemos y aprender a definir eso que nos pasa, eso que te pasa a vos, eso que les pasa en tu pareja, eso que le pasa a tu hij@, en tu hogar, con tus amig@s, equipo de trabajo, con tu vecin@, con tu carrera o profesión, con lo que estas estudiando, con tu propósito, con tu trabajo, proyecto, etc. etc.

¿Por qué? Porque el primer paso para desarrollar nuestra inteligencia emocional es la conciencia y poder ponerle nombre a eso que nos pasa. Si deseamos hablar de felicidad seriamente (como dice July, otra amiga), es muy importante que lo podamos definir, analizar, para luego regular e ir experimentando la manera más efectiva y funcional de gestionar todo eso que sentimos y que nos hace seres humanos emocionales que razonamos.

Para terminar, te invito a que dediques un poquito de tu tiempo a descubrir eso que sientes, a ponerle nombres, a disfrutar que estás vivo y que hay mucho que aún puedes hacer mientras tanto…

¡Disfruta de estar ahí, mientras dure!

 PD: Si esta publicación te gustó, regálame alguna palabra o comentario y si quieres déjame tu email que tengo un ejercicio super simple para que practiques tu consciencia emocional. ¡Gracias!

clauroffe@gmail.com

Teletrabajo: 5 pasos para mantener la integración de equipos

Teletrabajo: 5 pasos para mantener la integración de equipos

Jimena Reategui Flores

Happy Management® Master/ Coach Ejecutiva y Estratega de Creatividad / Consultor Creativity Toolkit®

“Cada tarde iba con los chic@s de la oficina a la cafetería a conversar de lo ocurrido en el día. Esa rutina que parecía tan cotidiana, ahora que hago home office la extraño”, me comentó una amiga aburrida estar en silencio en su casa mientras trabaja. Imagino que a muchos de ustedes les ocurre lo mismo y, al igual que a ella. Y es que el trato que antes era tan cordial con sus compañeros de la chamba se ha enfriado y cada vez más se limita a escuetos correos electrónicos.

De estar acostumbrados, a las interacciones cara a cara, al ritmo, estructura de la oficina, momentos de integración, aquella invitación del compañer@ del trabajo de “vamos por un café”. Hemos cambiado al anticipo del nuevo mundo que ya está en marcha, que es la ausencia de todas esas cosas, que, puede ser hasta aislante para los trabajadores.

Durante este nuevo proceso habrá una curva de aprendizaje. Llegamos al momento en que la supervisión de los trabajadores no se centrará más en la medición de horarios, sino que se deberá tener en cuenta los siguientes criterios: confianza, logro del objetivo, metas preestablecidas y calidad de trabajo. 

“Pasaremos a centrarnos en el resultado, mas no en el tiempo dedicado”

Durante conversaciones vía videoconferencia con dos colegas, en distintos horarios, mencionaron que, dentro de los planes de acción a incorporarse en sus organizaciones, a levantarse la cuarentena será la permanencia del trabajo remoto de forma temporal y hasta definitiva en algunos casos, según, el perfil de cada puesto. Siendo así, los escenarios a tomar por las organizaciones, pensé en la siguiente interrogante: ¿Cómo mantener la integración y cultura de equipos en teletrabajo?

A continuación, quiero compartir con ustedes: 5 pasos para mantener la integración de equipos en teletrabajo.

1.   Define el propósito y comunícalo: Si bien es cierto, el teletrabajo ya está en marcha, sin embargo, como todo cambio: “La comunicación es un factor de valor y formalizarlo generará mayor confianza al trabajador, para entender que las medidas tomadas, tiene el mismo valor que el trabajo presencial”.

Definir el propósito de las decisiones tomadas por la organización es un elemento vital de motivación para las personas que forman parte de ella. El propósito, significa transformar el objetivo de aquella implementación en algo más, en algo conjunto y más profundo, donde el cambio los lleve a sentir esa fuente de inspiración y desarrollo para ellos. Esto permitirá, identidad de sentido conjunto para lograr un impacto positivo de contribución hacia la organización de trabajo mutuo para afrontar cambios no previstos.

El propósito debe estar compuesto por tres elementos: Razón de ser, contribución hacia la sociedad y sus personas (inspiración).

Una vez definido el propósito, comunícalo, esto reflejará que la organización está preparada para asumir situaciones adversas y las preocupaciones del talento humano.

2.   Conoce su experiencia en el trabajo a distancia: El trabajo a distancia para muchos de los trabajadores será algo hasta desconocido, por tal razón, conocer su experiencia abrirá nuevos enfoques y lo más importante es que el trabajador sentirá el acompañamiento de la organización en esta nueva etapa.

Es sumamente importante hacer seguimiento al estado emocional de los trabajadores a raíz de estos cambios y puedes hacerlo a través de una guía llamada “Checklist de seguimiento del estado emocional para equipos en teletrabajo” que permite conocer, llevar a la reflexión, al autoconocimiento y acompañamiento del talento humano. A continuación, algunas preguntas que contiene la guía:

-¿El espacio que tienes en tu casa te resulta cómodo para tu nueva jornada laboral? -¿Cómo estás gestionando los descansos? -Nombra dos cosas positivas y dos negativas de teletrabajar. -¿Cómo consideras que tu productividad se ha visto afectada por este cambio? -Ante la posibilidad de que se alargue, ¿cómo te sientes? ¿Has sentido suficiente conexión con tu responsable?

¿Quieres recibir la guía? Visita el artículo ¿Cómo medir el estado emocional de mi equipo en esta pausa social? y te enviaremos la guía vía correo electrónico.

3.   Genera conexiones creativas: Aprovecha las plataformas tecnológicas para generar acercamiento a través de reuniones con tu equipo más allá de preguntar por los resultados del trabajo, es momento, de crear oportunidades de conexión que los lleve a salir de la zona de falta de interacción física, integrándolos en un ambiente colaborativo y lo más relevante, fomentar la conexión humana. Reserva reuniones virtuales, genera espacios dinámicos y pon a prueba la creatividad de tu equipo.

A continuación, algunas técnicas creativas que ayudarán a tu equipo a sentirse integrado desde lejos:

No hay texto alternativo para esta imagen

Cuestionamientos: Cuestionarnos hace que veámonos al mundo de diferentes posiciones y esto nos abre un mundo nuevo de posibilidades, sobre todo, conlleva a pensar de forma creativa. Esta es una técnica creativa y te invita a pensar como aquel niño que pregunta absolutamente por todo sobre las cosas y hace que su imaginación genuina explore.

¿Cómo funciona? Reta a tu equipo a realizar 30 preguntas sobre las huellas dactilares en un periodo de 10 minutos, permite que fluyan e invítalos a hacer hasta las preguntas más absurdas sobre el tema.

¿Alguna vez pensaste en poner a tu equipo en modo pregunta?, conoce su experiencia y pon a prueba su creatividad. Al finalizar el tiempo, invítalos a compartir su experiencia y sus preguntas; muchos coincidiran y otros dirán “rayos como no pensé en eso”.

Cuestionarse también llevará a tu equipo a potenciar la habilidad de resolver problemas, que los guiará a encontrar soluciones. Abordar un problema con preguntas direcciona el diagnóstico e identificación de problemas y por consiguiente conduce a la persona a obtener la solución a los mismos.

No hay texto alternativo para esta imagen

Pensando fuera de la caja: Elabora un escenario donde tu equipo tiene que encontrar una solución, que salvará al mundo de la extinción de los seres humanos.

El escenario: El mundo está dominado por los perros y para que la humanidad no se extinga, los perros requieren que se elabore un alimento que debe tener las siguientes características: amar nuevamente a los humanos, bondad y que cuide al planeta.

Ahora pregunta a tu equipo ¿Por qué si está en manos de los perros de acabar con nosotros, busca amarnos nuevamente?

Ahora es momento de conocer a nuestro cliente (los perros) para llegar a brindarles una adecuada solución, pensaremos cómo ellos a través de la siguiente técnica: Los 7 Sentidos con el tema “Recuperación de la humanidad”.

¿Cómo funciona? Se utiliza la imaginación para pasar por todos los sentidos, se anotan las impresiones que deja cada sentido. Invítalos a sentir desde los valores para sus respuestas.

Para salvar a la humanidad, de acuerdo a las características del alimento, pondremos a prueba los sentidos con las siguientes preguntas:

a)   ¿Qué veo del alimento?

b)  ¿Qué escucho cuando estoy cerca del alimento?

c)   ¿A qué huele el alimento?

d)  ¿A qué sabe?

e)   ¿Qué siento cuando toco el alimento?

f)    ¿Qué pienso del alimento?

g)  ¿Qué sentimiento me trasmite?

Que todo el equipo coordine y elija a un moderador quien se encargara de anotar todas las ideas de cada sentido. Para finalizar el equipo seleccionará las ideas más representativas de cada sentido que dé solución a la elaboración del alimento que salvará a la humanidad.

No hay texto alternativo para esta imagen

Celebra el sentido de logro y celebración: que trabajar desde casa no limite a festejar los buenos resultados o iniciativas por parte del equipo, celebrar los cumpleaños o, en general encontrar momentos para pasar un buen rato juntos. Crea eventos virtuales como “Birthday Hour Virtual” para festejar cumpleaños, “Brindis Logros On Fire” pueden realizarlo al final del día y pide a tu equipo que cada uno tenga a la mano su bebida favorita y los turnas para reconocer sus logros.

4.   Facilitar guías y recomendaciones: Contar con un plan de comunicación interna a los equipos de teletrabajo a través de guías y recomendaciones, sobre cómo mantener el equilibrio laboral y familiar, el manejo de factores distractores, el uso adecuado de los recursos digitales, seguridad y salud en el trabajo home office, etc. Fomentará el sentido de apoyo e interés en los talentos a desempeñar sus labores en un ambiente adecuado.

5.   Estar siempre presente: Como líder de equipo, el principal rol será crear autoliderazgo en ellos, puesto que no estarán cerca, para que puedan acercarse a su escritorio y hacer preguntas sobre un tema en particular, sin embargo, deben mantener medios de comunicación que los mantenga activos y que la distancia no sea un límite para hacerlo, a la fecha se cuenta con WhatsApp, Zoom, Skype, entre otros que permite conectarnos de una forma sencilla. Establece acuerdos para que la necesidad de conectarse se dé conforme al nivel de prioridad de la consulta que puede tener una persona de tu equipo.

Esta nueva forma de trabajo te llevará a conocer mejor a tu equipo, lograran fortalecer nuevas habilidades y estilos de trabajo que fomentará el valor de la integración laboral.

Suscríbete